CLICK HERE FOR BLOGGER TEMPLATES AND MYSPACE LAYOUTS »

domingo, 7 de marzo de 2010

De saberlo ni te amaba



La máscara cae sobre la duela, se parte en dos y acabó sangrando ¿Quién entiende a labios rotos? ¡Cómo los tuyos! Tan secos por tanto desmadre. Recoges lo que quedó ¿Al salir por la puerta pretendes ser otro? La máscara tiene demasiados dibujos y tu no tienes tanta imaginación.



¡Casi doce de la noche! Hora en que la tierra se abre y deja salir un poco de infierno ¡Surgen más noticias sobre muerte! ¡Los enfermos se agravan! Hasta cenicienta perdió su zapato ¡La gente se pone estúpida! O se queda estática sobre una almohada como si nada pasara ¡Doce apóstoles! Doce principales dioses griegos, doce signos del zodiaco, doce meses del año, doce horas diurnas, doce nocturnas ¡Tu eres doce! La hora en que apareces y desapareces. Y si te quedas conmigo, tu sangre se despierta y te pones intenso. Muevo las manecillas del reloj intentando llevarme en un movimiento la noche. Quizás estoy equivocado y la hora de la bestia es la que menos imagino.



Cinco para las once y veo la cama ¡Pobres de los adultos que tienen que dormir solos! Me siento en el piso, abrazo mis rodillas con los brazos, miro el reloj, también los trozos de máscara que quedaron sobre la duela. Falta poco para las doce. Mejor imagino que estamos solos tu y yo en otro país, en otra ciudad, en otro planeta, así sabría realmente quién eres ¿Qué eres? Por más vueltas que dieras tu única alternativa sería yo, sin naves espaciales para perderte en la galaxia ¡No tendrías de otra! Dicen que el ser humano es gregario por naturaleza ¿No? Te chingarías en mis brazos.

¡Las doce! Se abre la puerta del cuarto. Tienes la máscara puesta ¡Cómo le hiciste! Si quedaron piezas sobre la duela. Me levanto y voy directo a besar tu cara fría. Al momento del tacto se te cae la máscara ¡Se hace añicos! Y veo que ahora tienes barba ¡No es posible que te haya crecido tanto en minutos! ¡Qué importa! ¡Me quieres! ¿Me quieres? Te he mordido tanto los labios que se hicieron pedazos ¡Así acabaremos! Hechos pedazos y quiero que mis pedazos acaben con los tuyos ¡Esto es el amor! ¿No? Partirse la madre ¿Verdad? ¡Verdad!



La barba se resbala de tu cara hasta hacerse basura y cae sobre la duela. Tu boca se hincha, tus cejas se hacen pobladas y mi lengua trata de peinarlas. Tu cabello rubio se tiñe de café. Cambia el color de tu piel pero sigue sin olor. Cada vez que abro los párpados tienes ojos de diferente color ¡Tu boca ya es una exageración! Me avientas contra la pared ¿Para qué seguir partiéndome la madre en tus labios? Quizás ni siquiera existen ¡Y se te vuelve a caer la cara! Ahora tienes el cabello rojo y los ojos azules.



¿Cuantas máscaras se te han caído? ¡Por más que te quiera nunca sabré quién eres y enferma! Apuesto a que ni siquiera tu sabes quien eres ¿El mil rostros? ¿El de barba? ¿El de la cicatriz? ¿El de los ojos azules? ¡El del pretexto en la lengua! ¡El de la sangre caliente! ¡Quién eres! ¿Qué eres? Las manecillas marcan la una de la mañana ¡Ya no tienes al diablo de tu lado! ¡Para de gritar! De tu boca salen diferentes gritos ¡Lo nuestro se acabó! Tu último rostro se hace sangre, cae hecho charco sobre la duela, manchas las paredes y mi cuerpo. Tu sangre está hirviendo ¿Crees que debería tragármela? ¿Inhalarla?¿De amor quién puede vivir? Decido agarrar la jerga que acabará siendo tu tumba.




Fotografía: Matthew Burgess

4 comentarios:

Xim dijo...

E X C E L E N T E

Eres un Crack escribiendo en ese estilo!!!! Genial!!!!

Besotes

Xim

Jeff dijo...

Las doce, la hora de los pasos sin sentido, el tiempo perfecto para perderse uno mismo. Las doce, es la hora idonea para deambular por el mal camino, entregarse en brazos de perdicion sin sentido.

Ricardo dijo...

Yacamán
Felicidades, cada vez me gusta más tu estilo.

pAKoO dijo...

que buen blog e. y tus fotos sson bastante buenas. sigue asi YOU´RE SO CUTE