CLICK HERE FOR BLOGGER TEMPLATES AND MYSPACE LAYOUTS »

jueves, 27 de noviembre de 2008

Carta de entrega inmediata



(fragmento de la novela combustión)

No he sido sincero…
Te inventé mis miedos
Para que no pienses que soy psicópata.
Dicen que ellos no temen a nada.

Te dije: la muerte
Es lo que todos dicen…
Incluso la oscuridad
Y los ruidos de mi casa.

Pero a mi no me despiertan los ruidos.
Y ni siquiera tengo tiempo de pensar en muerte
Tengo poca vida y si es eterna
Que espere su turno para dedicarme a ella.

Fui un mentiroso
Al responderte que no me da miedo
Perder las piernas, ni los ojos.
Que muchos valientes trascienden en la vida
Hechos un pedazo de carne.

¿Qué más da perder las piernas?
¡Los ojos?
¿O quedar mal de la cabeza?
¡¿Qué más da?!

Pero la verdad y el secreto
Es que mi único miedo eres tú.
Que el corazón se vuelva loco al verte
Y mis ojos no respondan.

Es entonces cuando me doy cuenta
Que mis miedos son la ceguera,
Los paros cardiacos
Y de ahí se derivan todos los demás.

Quedarme sin piernas
Y no poder seguirte el paso
Enfermarme de algo
No creo que te guste en estado vegetativo.

Tengo miedo a los malos presentimientos.
Ya no me hables de estrellas fugases
Bien sé que de ahí se alimentan mis inseguridades.
Y que hables, te calles y grites.
Odio que nos dejes sobre tableros
Siempre pierdo en los juego de azar.

miércoles, 8 de octubre de 2008

Plegaria de barras y estrellas



Dame otro Mickey Mouse
Para mis niños,
Princesas para mis niñas.
A Jolie para mi.
Y a Brad para mi esposa.


Plegaria de barras y estrellas



Gracias querido presidente,
Por las crisis futuras
Todos mis muertos
Los pasados y los próximos.
¡Tú sí sabes de la sobrepoblación!

¡Véndeme otra hamburguesa!
Elotitos dulces
Nuggets y pretzels
Coffe and Donnas
¡Hazme gordo!

Véndeme imágenes perfectas
En la pantalla grande
Ejemplo de vida:
Lindsay Lohan,
Britney and Paris
Quiero ser rubia y tonta.
Junkie fascínante.
Para que todas mis adolescentes
Transmuten en ellas.



Hazme desear tú país.
Inventa otra conspiración
Y haznos creer
Que tienes más pretextos
Para disparar en cabezas
E inventar el terrorismo.

Dame otro Mickey Mouse
Para mis niños,
Princesas para mis niñas.
A Jolie para mi.
Y a Brad para mi esposa.

Cabezas rubias, sólo rubias
MTV y CNN
Dame más noticias reales
Confiaré en ti siempre.
Porque ya no sé quién soy

Dame esclavitud
De brasero en Miami,
Trabajando en el Hillton
Aspirando alfombras
Y limpiando escusados.

Devalúa mi moneda
Al fin ya no vale nada
La usan sólo los mestizos
De raza impura.

¡Danos el dólar!
Compra nuestro gobierno
Y nuestros carteles.
Nuestras mujeres para tus calles
Y nuestras manos para tu industria.
Total, somos sombreros, anchos
Borrachos y devaluados.

Danos superheroes inmortales
Angloparlantes, invencibles.
Hazme sentirme protegido
Entre tus brazos nada me faltará
Hazme cruzar el río Bravo o mátame
¡Dame por el culo!

Así, querido Bush
Te doy las gracias
Por ser el pendejo
Más perfecto del planeta

Besos muchos besos…
De tu hijo adoptivo.

miércoles, 20 de agosto de 2008

El salto

El salto
(Fragmento del fuego fatuo)

Un poema a Balder.

La única iglesia que ilumina
Es la que arde.




Mí pasado…
Malas costumbres familiares.
De golpes por malcriado.
Y así me quede.

Escupiendo comida
Mi madre me la metía a fuerza.
Los golpes de mi padre
Por mi obsesión de señalar con el dedo medio.
Las patadas y la sangre.
Por gritón y mentiroso…
Le dije a mi madre más de una vez
¿Para qué vas a la iglesia?
Sino puedes ir al cielo
Con todos tus amantes.



Cuando encontraron su dinero bajo mi almohada,
Me hicieron pagarla por criminal.
Fue la primera vez que me encerraron en el cuarto
Llego la segunda,
La tercera,
Y perdí la cuenta…
Entonces aprendí a saltar del segundo piso.
En la caída explotaba más sangre.
Pero ya di el último salto.
Deje a la casa junto con todos mis diablos.

Ahora bajo la almohada se oculta cannabis
En todos los fines las noches se juntan con los días.
La cama es testigo de mis nuevos caprichos.
Ahora ya no duermo con pijama
Y no sólo Lucia lo sabe.



Ahora…
Despierto con los ojos rojos.
Insectos alimentándose de mí.
El pasado trata de acabarme.
Son impulsos suicidas.

Por eso soy amigo de la noche
Todo se ve más a mí manera.
Pero no me hagas mucho caso Balder.
Sólo te cuento lo que quiero
O lo que debes saber.

lunes, 30 de junio de 2008

Cuentos Bastardos

Anillo de bodas



Se le cayo por la coladera.
Vio el bar de la esquina
y decidió no perder oportunidad.

Los machos del maquillaje y el glamour.




Luces, música, reflectores en la pista de baile. Aparecen mis dos nuevas amigas Assesinata y Gonder Woman las mejores Drag queens de la ciudad; para muchos sólo son unas grandes putas, jotas o mariconas de mierda.

Tienen más huevos que cualquier macho. Eso de ser macho es fácil…pueden recurrir a su mamita si algo va mal o refugiarse en las piernas de las amantes. Pero Assesinata y Gonder Woman sólo tienen los pelucones, el maquillaje dramático sobre la cara y bastantes huevos para agarrar el micrófono y salir a cantar himnos de guerra.


Visiones



Ella jura que el pájaro entro a la casa pero yo vi cuando el animal se estrello en la ventana. La noche anterior juraba que había entrado un insecto gigantesco por la coladera. Pero la coladera estaba tapada con una cubeta llena de agua. Ahora que estamos en el patio me dice que viene un meteorito y yo… mejor la abrazo.

Fantasmas.



Los niños jugando con sabanas blancas se las ponen en la cabeza, giran, se les caen, las pisan y se revuelcan. La mamá abre la puerta y al encontrarse con esos fenómenos sobre naturales pega un grito:

- ¡Más tela que lavar!

Los coleccionistas.



-Me gusta coleccionar cajetillas de cigarros de todo el mundo
-a mi también pero…
-¿Pero qué?
-Grandes, donde puedan caber bien los cráneos.

Hambre

lunes, 19 de mayo de 2008

ANTES DE QUE LLEGUE LA CRUDA



Antes de que llegue la cruda

Se ve
…Cuando te aventaste al metro.

Se Inhala
En cada cigarrillo.

Se come
Y sale en esa tos con sangre.

Se siente
Como si fueras el último habitante del planeta.

La boca escarchada
No la caliente ni el sol del verano.
Hace arder
La cama llena de drogas y amantes.



Los nuevos amigos…
La televisión encima de ti.
Cogiendote y dejándote
Como a una puta ¡Eres su puta!

El Internet y su pornografía
Mueres por ser tú el que forme parte del trío
Se sube el volumen, para recordarte
Que sólo podrás escuchar gemidos.

La cámara de gas…
El vagón del metro.

Los campos de rehabilitación
Los burdeles.

El régimen fascista
Tú trabajo.

La bolsa de valores
El mundo.

Mi único consuelo son los bares
Y con botella en mano
Mi única ambición es desaparecer
Antes de que llegue la cruda.

martes, 8 de abril de 2008

The bubble

THE BUBBLE



Las noticias nos llegan al través de los medios de comunicación, que más bien son de incomunicación ya que la mayoría han surgido dentro de grandes consorcios, léase monopolios, con intereses muy particulares, algunos incluso ligados a intereses extranjeros, contrarios a nuestras necesidades y aspiraciones.



Su manera de comunicar es tendenciosa con el propósito de crear manadas de borregos que puedan ser conducidos por sus perros de pastoreo, o sea sus “líderes de opinión”. Este grupo está formado por lorocutores, analistas y editorialistas salidos de un ejercicio profesional sin ética ni moral; gente con la espalda bien aceitada para agacharse cuando lo mande el Gran Poder. Todos ellos venden sus “productos” a los dueños del dinero y el poder y a nosotros nos atacan con noticias y programas llenos de intención dominadora de conciencias. ¡Sólo nos quieren como esclavos! Muestran la violencia y el absurdo en un punto apocalíptico para llenarnos de miedo. Nos cuentan desde las “travesuras” de Bush, hasta las últimas noticias del “Anti-Cristo” de Britney Spears (como según ella lo afirma). Este par de íconos de la decadencia norteamericana. Alguna vez lo tuvieron todo fueron líderes y en su decadencia, hacen lo que sea para no perder el poder.



El reguetón ¿Es música? Cuando algunos la escuchan comienzan a mover el culo y tratan a las mujeres como perras. Sólo basta con escuchar sus letras y sus videos para darnos cuenta de la cultura machista que promueve este movimiento. Nos dicen: “papi dame lo que quiero” y “Mueve tu culo”…



Podría seguir una enorme lista de cómo el mundo lo estamos haciendo pedazos, unos por borregos, otros por dejadez, otros por egoismo, otros por abuso etc., pero SOMOS TODOS . Los poderosos nos quieren tener en una corral; mientras nos den como los romanos pan y circo. A veces ni siquiera pan, sólo miedo. Gente que no piense ni se cuestione. Sólo ciegos, borregos y esclavos.



Una tarde en la estación del metro Aquiles Serdán encontré un puesto de películas piratas. Encontramos joyas del séptimo arte como las mexicanas: Cicatrices I y II y mucho Hollywood y entre todas esas cajas estaba The Bubble que habla de lo absurdo de las guerras y como una historia de amor entre dos hombres es un infierno por la discriminación y el peligro que corre cualquiera en vivir en una zona de guerra. En cualquier momento se asoman las balas, es un riesgo salir para comprar un disco o una cerveza.



Los personajes de la película quieren cambiar el mundo y lo que proponen como alternativa es: ¡Bailar! ¡ Bailar! ¡Bailar! El mundo lo que necesita es bailar y hacer el amor. No es una propuesta filosófica Hippie. La solución es bailar para acabar con las guerras. Muchos pensamos que en vez de tener una ametralladora y andar entre charcos de sangre, es mejor poner una buena canción y soltar el cuerpo.



The Bubble propone una forma diferente de vida, aunque al final nos dice que quizá no existe solución o quizás como única solución es creer en una mejor vida después de la muerte. Quizás en el paraíso y creer que ahí estaremos con nuestros seres queridos. Que la historias de amor como las de dos hombres sólo pueden existir en otro mundo o tal vez no exista nada más que este planeta y no nos queda más que luchar y sobrevivir.



Y esa tarde que acabé de ver la película, me quede fumando en la ventana mientras se me escurría el cerebro y el corazón. Pensaba en ti. Entonces decidí ver la película contigo. Un sábado ahí estábamos los dos, viendo The bubble. Viendo a Lulu, Yali a Noam y Ashraf que se enamoran y nace una historia de amor intensa: Llena de besos bomba, paranoia, secretos, palabras y besos que son condenados al estigma social. El amor entre ellos dos es fuerte pero no lo suficiente para vivirlo en Palestina.



Acabando la película estaba mal, me acerque a la ventana y nuevamente se me escurría el cerebro, el corazón y ahora mis ojos. Me transforme en una pintura mal lograda o escurrida y antes de de decidir si saltar o no por la ventana, con mi dedo índice acaricio mi ceja para decirte todo lo que siento. Lo que tu amor me hace sentir y lo que me hace sentir este pinche mundo de mierda, mis traumas, el futuro y como me aterra el presente. Hablas y tus palabras me tumban y a la vez no me las creo por que la vida es frágil y el mundo un campo minado. Pero ya estamos en la misma burbuja y por nada soltaría tu mano.



Antes de decidir si me aviento o no por la ventana con el dedo acaricio la ceja para decirte en el idioma de la burbuja todo lo que me haces sentir y me acerco a ti para besarte con toda mi alma hasta estallar. Que no quede nada de nosotros en este pinche mundo.

miércoles, 6 de febrero de 2008

GUAPOS



GUAPOS

Sin grandes y redondas nalgas. Ni grandes dotes físicas en su sexualidad y nula experiencia. Sin músculos y de estatura media. Con la cara llena de barros y lunares de diferentes tamaños. Para acabarla de fregar su nombre es Renancio, conocido por eso como El Rancio.



En su habitación, desnudo, echado en la cama, paseando los ojos sobre un número de la revista “Desfolladas”, evidentemente porno. Mientras se masturbaba murmuraba:



-Chale…para las fotos en estas revistas todos tienen que estar bien buenos. Tener super tetas y unas mega dimensiones ¡Unos culotes! Y además tener caras bonitas.

Rancio termina y corre al baño para verse en el espejo de arriba abajo. Sus pies, piernas, pene, estomago, brazos, cabeza…le parecen de orangután. Le viene el recuerdo de los apodos e insultos que le han puesto a lo largo de su vida.



Esos recuerdos comienzan a abrumarlo. Regresa a la recámara a fumarse un churro al estilo Bob Marley “sólo así por momentos me siento guapo”. Rancio prende el porro y comienza el viaje. Nuevamente ojea la revista. Recorre esos cuerpos tan perfectamente rasurados, con colores de piel tan cálidos, rostros tan atractivos. Perdido en el vaho de la yerba comienza a darle golpes más fuertes al churro. Comienza a toser y a mal viajarse abrumado por el impacto de la belleza.

Avienta la revista y los cuerpos que estaban dentro de ella salen y caminan por su cuarto burlándose de él. Para después coger como animales y Rancio esta en medio de la orgía sin poder participar. Sale huyendo de su casa. En su deambular quiere “borrarse la cara”. Se la talla y termina arañándose. Poco a poco comienza a brotar sangre. En su desvarío, Rancio quería asegurarse de borrarse bien la cara por lo que toma el encendedor para quemarla toda, pudo darse cuenta que eso le tomaría tiempo.

Después de unos minutos arrojó lejos el encendedor y entró a la tienda que que con sus luces lo atrajo. Entró a comprar una cerveza. Al verlo los empleados hicieron muecas de asco. Rancio sale rebotando de la tienda de abarrotes. Destapa la cerveza y piensa que no le importa si lo detiene la policía, no sería la primera vez. Una vez terminada la cerveza, estrella el envase contra el pavimento, recoge trozos de vidrio, para trazar líneas en su rostro. Con la cara llena de sangre y mugre sigue caminado sin rumbo. Observa los espectaculares y anuncios todos llenos de gente bonita, llenos de gente que sonríe y de felicidad, con amigos y familia. Sin duda Rancio tiene hambre y sed y busca donde saciarlas.

Sin saberlo llega al metro. Antes de entrar, hurgando entre sus ropas saca otro porro, busca quien lo encienda y lo empieza a inhalar. Entra al metro y baja las escaleras eléctricas, imaginando qué sería de él si en ese momento se aventara y su cabeza se estrellara en el filo de las últimas escalinatas.

Finalmente llega a la taquilla. Torpemente articula:

-Me da un boleto

La señorita le da el boleto, diciendo de modo tajante:

-dos pesos
-¿Los feos pagamos igual?

En ese momento Rancio estrella su cabeza contra el vidrio, la señorita que esta del otro lado grita. Él se va corriendo a la entrada que dan a los andenes. Con la cabeza ensangrentada.

Dentro del metro se encuentra puestos donde venden productos mágicos y encuentra carteles con recortes de Maribel Guardia, Ninel Conde y hasta Madonna con frases que dicen…

-Esta crema le dejara las piernas más bellas y sexys del mundo,
-¿Problemas en la cama? Estas pastillas incrementaran su apetito sexual en un 100 %
-Este jabón quita todas las imperfecciones de la cara ¡Dejándosela como nueva!
-¿Padece calvicie? Este shampoo hará que recupere hasta el último cabello perdido.

Rancio observa por unos minutos esos carteles, los contempla como si fueran obras maestras que se encuentran en museos. Comienza a gritar:

-Yo he usado todas esas porquerías y mírame, no tengo ni que hablar…Yo he usado todas esas pinches cremas, y véanme, no tengo ni que hablar…Yo he usado…

Las mayoría de la gente que pasa lo evitan o lo ignora, otros lo observan, los menos se burlan. Finalmente uno de ellos le da un madrazo y lo hace caer al piso-

-Pinche loco, asustas a mi clientela.

Rancio se levanta y lo observa fijamente.

-¡Vendes puras mierdas! Todos nacimos hechos mierda.

Rancio sigue caminando. No puedo parar de gritar:

-Todos somos piernas, brazos, caras, labios. Pedazos de carne. Todos somos piezas, piernas, caras, labios…

Rancio sube al vagón y se cierran las puertas:





-¡Me escuchan! Todos somos los hijos bastardos de la belleza

Una señorita con una enorme cruz que le colgaba del cuello, se acerca y le dice:

-Hermano, la belleza esta aquí, dentro en tu alma, en tu corazón…
-¡Mis huevos!

Rancio comienza a escupir y mientras se orina le grita a una muchacha:

-¿Nunca habías visto a la mierda caminar?...

Rancio sonríe de manera malévola:

-¡Quiero alguien para coger! Estoy harto de ver y no tocar. Alguien para amar, dicen que es bonito, a alguien para decirle: i love u baby…´tas sexy, es la moda ¿No?

El metro llega a la siguiente estación. Rancio se baja del vagón para subirse al de la derecha, nuevamente se cierran las puertas y comienza a vociferar:

-No tengan miedo gente bonita. No les voy a robar la cartera, ni la virginidad. El Rancio saca la lengua y comienza a humedecer sus labios
-Es sexy ¿No? Vean mis labios
Rancio comienza a tronar besos
-es sexy ¿No? Como en las novelas y películas…No les robaré nada. Sólo el sueño antes de que vayan a la cama y recuerden mi rostro. Cuando se acuesten y cierren lo ojos me verán. Soy el adefesio de la ciudad ¿No?... ¡Me escuchan pendejos! Tu (señala a un muchacho con el dedo índice) maldito puto, te crees tanto por estar alto. ¡Y tú! Por ser güera, se te ven las pinches raíces negras porque ni güera se te quita lo naca. La realidad es que somos piernas, brazos, caras, labios. Pedazos de carne. Todos somos piezas putrefactas.





Rancio subía y bajaba vagones dando los mismos espectáculos grotescos. Aventando gargajos, orinándose, hasta llegar al vómito. Después de vagar un buen rato, cuando había pasado la euforia y se había cansado de gritar y golpearse, se bajo en la estación de Insurgentes. Al salir del metro una ráfaga de luz lo deslumbró. Enfoco la vista y se dio cuenta que estaba en un lugar de fiesta. Luces neon, gente haciendo desmadre, hombres provocando erecciones a otros, mujeres en busca de otras curvas.





Rancio ese encontraba en un estado de somnolencia y conciente de ello trataba de ubicarse. No sabía el nombre del lugar aunque en todos lados decía Zona Rosa, zona rosa, zona rosa…Rancio se deja llevar con la oleada de gente. En el trayecto sentía que lo observaban y los pasos fríos de alguien que camina detrás de su espalda.Rancio se voltea y justo cuando iba a abrir la boca para vociferarle unos cuantos insultos, el extraño le dice al oído:



-Hola guapo…

Rancio se queda petrificado y el extraño sigue su camino. Minutos después decide buscar a aquel tipo, que le regaló tan singular halago. Caminaba de prisa hasta llegar a la calle de Londres. Entre tanta gente no lo encontró. Se recarga en el poste de la esquina, suelta un suspiro y en ese momento un güey se le acerca:





-Buenas noches guapetón…

Rancio en cuestión de segundos recuerda las revistas pornos, los modelos de televisión con cuerpos perfectos. No sabe dónde está, ni el nombre del lugar. Sólo ve las luces neón, hombres agarrados de la mano y fajándose. Gente bailando en la calle, luces, coqueteos y música. La noche está por empezar…

Rancio le sonríe al extraño y le agarra la nalga. Y de esa forma se van caminando, perdiéndose entre las luces de toda esa selva de colores artificiales. Y esa noche no regresará a su casa para pasar otra noche masturbándose viendo porno. Esta en la zona en donde todos tienen fiebre y todos pueden ser guapos.